Manejo y entrenamiento animal

Técnicas de manejo animal de bajo estrés que permiten una manipulación segura y efectiva

Las técnicas denominadas de bajo estrés son aquellas que consiguen que el animal se comporte de determinada manera sin elevar sus niveles de cortisol o adrenalina. Diversos estudios demuestran que los animales estresados por un manejo estresante producen menos debido a que tienen un mayor gasto metabólico, enferman más, disminuye su eficacia reproductora  y resultan más peligrosos que aquellos que se manejan con técnicas de bajo estrés.

En función de las características de cada animal se pueden utilizar distintos tipos de técnicas.

Animales de manada o grupo no habituados al manejo humano:

Los animales criados en condiciones de semi-libertad tienen una zona de fuga más amplia de lo habitual. En muchos casos perciben a las personas como una amenaza real, convirtiéndolos en animales huidizos y  reactivos y por tanto, peligrosos. El objetivo de estas técnicas es desplazar y movilizar a estos animales de un lugar a otro de una forma eficaz y segura , evitando así daños innecesarios.

Servicio destinado a:

  • Animales de producción extensiva: Vacuno, porcino, ovino, caprino, aves…
  • Animales silvestres en semi-libertad.

 

Animales de manada o grupo habituados al manejo humano:

Dependiendo del tipo de producción ganadera, los animales están habituados o no a la cercanía de las personas. Esto les confiere unas características específicas a la hora de planear una metodología de manejo eficaz. Son las técnicas de manejo por presión y de manejo grupal entre otras las que facilitan la labor de las personas que trabajan con los animales.

Servicio destinado a:

  • Animales de producción intensiva: Vacuno, porcino, ovino, caprino, aves…

 

Técnicas basadas en refuerzos secundarios para el entrenamiento de individuos:

El entrenamiento mediante el refuerzo secundario y/o terciario empezó a  utilizarse principalmente para entrenar a animales silvestres en cautividad. Este método permite conseguir movimientos y conductas específicas en cualquier animal con el objetivo de facilitar su manejo veterinario, corregir vicios comportamentales o enseñarle nuevas habilidades y conductas.

Servicio destinado a:

  • Animales de deportes rurales: Permite moldear la conducta y vicios de un animal.
  • Animales de producción: Manejo de sementales, individuos resabiados…
  • Animales domésticos (Caballos, gatos, perros, hurones…): Enseñar a subirse a al van, modificación de problemas de comportamiento, nuevas habilidades…
  • Animales silvestres en cautividad (mamíferos, aves, reptiles, peces): Combinado con técnicas de enriquecimiento ambiental, facilita el manejo veterinario y la habituación a su nuevo entorno en cautiverio.